5 cosas que todo padre debe enseñarle a sus hijos

cosas que todo padre debe enseñarle a sus hijos

La relación padre e hijo (a), es una de las relaciones más importantes en la vida de todo ser humano, que marca definitivamente la vida de todas las personas. Ya sea que hayamos tenido un padre que siempre estuvo presente o por el contrario un padre ausente o inexistente, se vuelve un factor determinante que nos marcará por el resto de nuestros días.

 

También puede interesarte: “5 cosas que todo hijo necesita de su padre”

 

Este hecho por lo regular suele poner demasiada presión en los padres, que en muchas ocasiones no saben cómo actuar o qué enseñar a sus pequeños para que estos puedan vivir una vida plena y feliz.

 

En este artículo intentaré darte algunos consejos de qué “debemos enseñarle” a nuestros hijos. Entendiendo que no es una receta de cocina, ni mucho menos, creo que con estos consejos les estás dando más herramientas a tus hijos para poder enfrentar la vida de una mejor manera.

 

Así que comencemos…

 

Enséñalos a pensar por sí mismos

Esta enseñanza es una de las más difíciles de aplicar, porque significa que los debes dejar ser. Piénsalo así… tú como padre no vas a estar con ellos siempre, así que tienen que estar seguros de que ellos pueden tener una opinión sobre las cosas y saberla expresar de la mejor manera. Lo que tenemos que hacer es enseñarles a pensar críticamente e interpretar las situaciones. Cada niño debe de ser libre de tener sus propias opiniones, que en muchos casos podrían diferir a las de sus padres. Pero si les inculcas valores, siempre pisarán en terreno seguro.

 

Enséñales a tratar bien a las demás personas

La única manera de poder hacer esto es con el ejemplo; enséñales a respetar y tratar a todos como les gustaría que los trataran a ellos, a crear un nexo y una empatía con las personas, no importando si son personas de limpieza o dueños y directores de empresas, hay que enseñarles que todos somos importantes y que muchas veces como trates a las personas, es como te trataran.

 

Un ejemplo clásico (que además es una de las primeras lecciones que tiene un niño sobre la relación con otras personas), es la manera como se tratan sus papás, si desde pequeños ellos ven amor, respeto, alegría en su casa, es lo que van a hacer cuando sean grandes, respetarán, amarán y serán felices con sus parejas. Si por el contrario ven pleitos, discusiones y peleas en casa, eso lo reflejarán de inmediato en su entorno (amigos, pareja, etc.). Ser una mejor persona para que tus hijos quieran ser como tú, además de hacer de tus hijos, personitas felices, te hará a ti una mejor persona. Y así todos ganamos ¿no crees?

 

Enséñales cómo defenderse y como no atacar

Estas reacciones son opuestas y sin embargo van juntas y son tremendamente complicadas de enseñar ya que hay una pequeña línea que separa este tipo de reacciones y si no lo inculcamos como se debe, en lugar de ser un niño que no sabe defenderse, se puede convertir en el bravucón de la escuela (ambos extremos son malos). Enséñales a ser firmes y directos cuando es necesario, y así podrán cuidarse en cualquier situación. Lo que te podemos recomendar para poder llegar a este equilibrio es enséñale alguna disciplina y/o deporte, ya sea en casa o buscando algunas clases particulares, como podrían ser Tae Kwon Do, Karate, etc. en la cual le enseñen o enseñes a canalizar muchos de los enojos, frustraciones y de paso que aprenda como defenderse en caso de ser necesario.

 

Enséñales a ganar y a perder

Otra enseñanza complicadísima, pero súper importante. Y no me refiero únicamente a los deportes o juegos, en general en la vida se van a encontrar en situaciones en las cuales debemos de aprender a reaccionar (por ejemplo, en alguna empresa cuando te despiden o te promueven) o simplemente cuando pierdes o ganas tu partido de baloncesto con tu mejor amigo. Los malos perdedores y los malos ganadores generalmente actúan de manera similar cuando les va muy bien o muy mal en la vida. Enséñales a perder y a ganar, y que sepan comportarse con los demás según la situación.

 

Enséñales a vivir

Así de fácil… que realmente disfruten lo que hagan, que sean libres, enséñales a tener curiosidad y el sentido de aventura necesario para aprender cosas nuevas, enséñales a ver más allá de las líneas y del cuadro, enséñales de fracasos y como levantarse,  enséñales a ser humildes en la victoria y grandes en la derrota, enséñales como sentir un buen libro y enséñales a reír y llorar con él, enséñales a viajar, enséñales a amar, enséñales que los muros ellos mismos se los ponen… con esto tus hijos, pueden llegar a ser plenos y felices durante sus vidas.

Leave Your Reply