9 maneras de poner en forma a papá

maneras de poner en forma a papá

Iniciamos un año nuevo, y con él, las intenciones de cumplir nuestros propósitos. Estoy seguro que más de uno tuvo como propósito ponerse en forma este año. Este mes te retamos a que hagas por lo menos una cosa cada día en pro de tu salud. Actívate físicamente por 30 minutos y come algo saludable. Añadir alguna hoja verde (ensalada) en tu comida o un jugo hecho de vegetales y frutas crudas es un buen inicio.

 

También podría interesarte: “7 consejos para mejorar el tiempo en familia”

 

Sabemos que puede ser difícil iniciar cuando no te has ejercitado en mucho tiempo, así es qué hicimos un listado para ayudarte a ponerte en forma.

 

  1. Haz una lista con las razones por las que es importante para ti estar en forma. Necesitas una razón grande para poder iniciar y para no dejarlo.

 

  1. Inicia en casa. No gastes en la suscripción de un gimnasio o en un entrenador personal. Inicia en pequeño. Si empiezas en casa con videos de ejercicios eliminarás la preocupación de comprar equipo, de verte mal enfrente de otras personas e incluso de no tener fondos suficientes para pagar un gimnasio.

 

  1. Busca un compañero. Nunca me encantó la idea de hacer ejercicio con mi esposa, pero después de un entrenamiento para correr 5 kilómetros y de hacer un video de ejercicios en casa, ahora estoy totalmente a favor. Si no estás casado, encuentra a alguien cercano con el que puedas ejercitarte y que te motive.

 

  1. Ejercítate por lo menos 30 minutos al día, seis días la semana. Cuando empiezas o retomas el ejercicio, tu objetivo debe ser crear buenos hábitos. Si logras crear el hábito, mantenlo y ajústalo sobre la marcha; entonces empezarás a ver y a sentir los resultados.

 

  1. Ponte fechas límites y recompénsate. Cuando inicies, ponte fechas límite para acercarte a tu gran meta. Cuando las vayas cumpliendo, recompénsate. Las pequeñas victorias con el tiempo se hacen grandes batallas. Esto también te ayuda a dividir tu camino, que no se te haga eterno y siempre se siente bien lograr una meta y darte un premio.

 

  1. Antes de restringir todos los alimentos malos, añade alimentos con altos nutrientes y de fácil digestión. En lugar de inmediatamente ir por un régimen estricto, llévatela despacio. Inicia añadiendo hojas verdes y vegetales a tu dieta. Tu cuerpo no estará deseando toda esa comida chatarra, porque le estarás dando alimentos con un alto contenido nutricional. También tendrás más energía porque estos alimentos necesitan menos energía para digerirse.

 

  1. Registra tu progreso. No hay mejor sensación que poder checar el progreso que estás haciendo. También es buena idea escribir no solo cuantos kilos y días llevas, sino también un reflejo de tu entrenamiento y de tu cuerpo.

 

  1. Estudia de salud y nutrición. Cuando lleno mi mente de temas que me interesan, es cuando más me logro comprometer con ellos. Cuando empiezas a estudiar de salud, te sientes más capaz de hacer algo por ella. Cuando empiezas a estudiar de nutrición, serás más responsable y te alentarán más los sacrificios que has hecho en cuestión de alimentación saludable.

 

  1. Recuérdate frecuentemente porque estás haciendo esto. Tu “porque” no sólo es necesario para hacerte parar del sillón. Tu “porque” te va mantener fuera del sillón, y de la panadería y te va a ayudar a mantenerte en forma durante todo tu trayecto. Nunca pierdas de vista el porqué de mantenerte en forma: para ti y para tu familia.

Leave Your Reply