Rompecabezas: juego mental de entrenamiento cognitivo

Existen muchos juegos que pueden desarrollar cada una de las habilidades que serán fundamentales a lo largo de su vida, pero uno de ellos puede estimular varias al mismo tiempo que se juega, este es el rompecabezas.

Los rompecabezas son juegos de entrenamiento cerebral, en lo que para avanzar es necesario ir acomodando las piezas para que vuelvan a formar la imagen inicial. Y a medida que aumenta la dificultad, las exigencias cognitivas serán mayores.

Al entrenar el cerebro por medio de juegos mentales como los rompecabezas, se estimula un determinado patrón neuronal. La repetición de ese patrón ayuda a fomentar la creación de nuevas sinapsis y circuitos neuronales capaces de activar y fortalecer funciones cognitivas.

Como parte del desarrollo infantil los rompecabezas brindan una oportunidad clave, ya que le permiten al niño trabajar directamente con su entorno y cambiar su forma y apariencia, permitiéndole usar sus mentes para resolver problemas de manera lógica.

Los beneficios de armar rompecabezas durante la infancia son significativos

  • Desarrollan la motricidad fina. Esta involucra pequeños músculos del cuerpo, en este caso los de las manos, ya que cuando se comienza a armar el rompecabezas el niño tiene que tomar las piezas con sus dedos. También se desarrolla la capacidad motriz del ojo al estar constantemente visualizando en qué lugar va cada pieza.
  • Aprenden cómo resolver problemas. Aunque el rompecabezas sea un juego, esencialmente tiene las mismas características que cualquier problema en la vida cotidiana. El armarlo enseña el proceso de cómo solucionar cualquier situación que se les presente más adelante, pues se siguen básicamente los mismos pasos: observar, identificar el problema, comparar y encontrar una solución.
  • Ayuda a ejercitar la memoria. Para completar la imagen o figura es necesario recordarla, para saber qué es lo que se tiene que armar, por lo tanto se va ejercitando la memoria visual conforme se realizan más rompecabezas. También se tienen que recordar que piezas se tomaron y no encajaron en cierto lugar.
  • Aprenden a trabajar en equipo. Uno de los beneficios de armar rompecabezas es que puede fomentar el trabajo en equipo, aunque se piense que es una actividad solitaria. Muchos se pueden armar en familia para ayudar a los niños, creando un vínculo más cercano con ellos o también se pueden hacer entre amigos.

Leer también: ¿Por qué aprender jugando?

Nuestro cerebro está diseñado para ahorrar recursos, de modo que tiende a eliminar las conexiones que no se usan. De este modo, si no se emplea normalmente una habilidad cognitiva, el cerebro no aporta recursos para ese patrón de activación neuronal, por lo que se vuelve cada vez más débil. Esto nos vuelve menos hábiles para emplear dicha función cognitiva, haciéndonos menos eficaces en las actividades de nuestro día a día.

El armar rompecabezas constantemente trae numerosos beneficios desde que se empieza y durante toda la vida, no solamente para los niños, para cualquier edad es una gran actividad, pues es un juego que mantiene estimulado el cerebro.

En Dadbox estamos conscientes de los beneficios de armar rompecabezas y juguetes de construcción, por eso ponemos a tu disposición nuestra tienda en línea, ¡Conócelos aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 3 =